sábado, 19 de junio de 2010

Una microempresa para salvar al mundo: el reciclaje.

Uno de los mayores problemas que encontraras para montar tu primera microempresa es la adquisición de materia prima, en lo que se refiere a productos alimenticios o de primera necesidad se complica el hecho de la conservación de alimentos y transporte de los mismos. Para ello debemos trabajar en dos modalidades: la primera se llama “Just In Time” o “Justo a tiempo”, lo que quiere decir que debemos producir a medida que se genera la demanda lo importante en este aspecto es tener tu proceso de fabricación en función de dos promesas, poder producir “n” cantidad de unidades en “t” tiempo. La otra modalidad que se debe aplicar es la materia prima de alta duración como los alimentos deshidratados y los cereales. Existen otras variables a tomar en cuenta, sin embargo el tema de las microempresas alimenticias y los métodos de fabricación se hablaran en otra oportunidad.

Una vía de obtener materia prima es el reciclaje, una frase famosa implementada para este proceso es “La basura de unos, es el tesoro de otros”. Existen miles de productos que botamos diariamente que pueden ser reciclados en productos terminados. Botellas de vidrio usadas en vinos o caña blanca pueden ser convertidos en vasos, recuerden que las cervecerías son las únicas que reciclan las botellas de vidrio por ellos mismos sin embargo eso no ocurre con el vino o caña blanca, muchas veces estos productos se botan cuando pueden ser transformados. Con la gente de tu comunidad, en eventos sociales aprovecha para recolectar estas botellas y transfórmalas, no necesariamente tienen que ser vasos, pueden ser floreros o porta lápices, no hay límites en tu imaginación.

Algunos alimentos se pueden reciclar pero no para fines de consumo humano. El aceite quemado se puede usar para fertilizar la tierra, la cascara de algunas frutas pueden ser usadas junto con alcohol para crear fragancias de aromaterapia, les sugiero bastante la mandarina y la naranja. Con los potes de plástico de los refrescos puedes hacer trampas de dióxido, son reacciones químicas que se producen dentro del pote para generar CO2, para los insectos el CO2 es llamativo y suelen entrar accidentalmente al pote, atrapándolos, y haciendo que mueran por sumersión, es muy útil con mosquitos y otras plagas.

Si te sientes con valor: ¿Qué producto puedes recolectar de tu zona que puedas reciclar? ¿Existen negocios cerca de donde puedas obtener esta nueva materia prima? ¿Que idea tienes mente? Tranquilo, aprovecha la oportunidad y veras que las posibilidades son infinitas ^_^