martes, 4 de agosto de 2009

Periodismo interpretativo

No soy periodista, y mucho menos quiero serlo, pero me parece interesante que actualmente narrar la noticia ahora resulte en una cierta ciencia dogmatica de como hacer que el lector interprete un mensaje implícito de como debe interpretar una noticia. Hace poco (ayer específicamente) un grupo de ciudadanos atacaron las instalaciones de Globovisión, según recortes de video de la escena el grupo estaba comandado por la ciudadana Lina Ron, el grupo de ciudadanos estaba identificado con el partido UPV (del cual Lina Ron es dirigente) y el ataque consistió en el lanzamiento de bombas lacrimógenas al ya mencionado canal. El presidente Hugo Chávez ya esclareció en horas de la mañana que la Ciudadana Lina Ron se encuentra detenida y se procederán a las investigaciones pertinentes.

Ok… no es el mejor trabajo periodístico pero mas o menos narra una notica. Ahora vamos hablar de un hecho:

- Presidente Chávez informo la detención de Lina Ron

Ahora miren como se transforma dicho hecho en diferentes argumentos cambiando solamente algunos elementos de la frase:

- Presidente Chávez informo “la detención” de Lina Ron (nota: quiere decir que puede que no sea verdad)

- Detienen a la dirigente Chavista Lina Ron (Nota: se presume que Chávez ordeno a Lina Ron a atacar a Globovisión)

Bueno si se toman mas tiempo encontraran mas ejemplos. El asunto es que el periodismo se convierte en un medio de interpretación personal, no es lo que era antes… dar la noticia. Si ustedes ven MithBuster se encontraran una realidad similar. Un mito al ser desmentido solo puede darse la sentencia de cierto o falso si el mismo cumple con ciertas normas de investigación. Si ven el caso de demostrar si las grabaciones de la nasa son reales o falsas, ¿no debería entonces utilizarse un laboratorio diferente al de la Nasa? Entonces encontramos un error y los mitos, aunque sean desmentido no son falsos… solamente son poco probables.

Bueno les dejo el post para que también otros editores mediten un poco.