jueves, 18 de marzo de 2010

Izquierda Vs Derecha, un problema de historia y odio.

Hoy en mi bella y golpeada universidad, me encuentro con un compañero con el que siempre me he llevado bien. saco un tema de costumbre en nuestro país… la política. No puedo hablar de inocencia sobre el tema, ya que recientemente cambie mi enfoque tecnológico a algo un poco mas político de lo que estoy acostumbrado, si lo pienso bien, lo hago solo por el hecho del atractivo que tiene el tema. Embriaga cualquiera con un deseo detectivesco de saber la verdad sobre la gran mentira que es la política.

Mi compañera de clases, menciono reiteradas veces su repudio al chavismo, talvez como la persona mas cercana a el en el momento fui la victima. No paro de echarme en cara los errores de la revolución, sin siquiera detenerse a pensar muchas de mis palabras en este blog. Hice algo que no me gusta hacer… quedarme callado y defender a muchos corruptos responsables de todo aquello que el mencionaba solo para defender mi ideal. Explote cuando me llamo “Comunista”, esa palabra con la que siempre en la historia de mi familia ha sido descrita por ser revolucionarios, no solo en esta, si no también en los momentos críticos de dictadura en Portugal. No soporte, y le responde “A mucha honra”…

Molesto, se retiro, con una cara de odio y calladamente explicó: “Los comunistas mataron a mi abuelo”. No seguí la discusión, me di cuenta que su odio esta en la base de toda la historia que conoce, tal vez su abuelo fue bueno o malo, no se sabe pero fue importante para el, y ciertamente es lo importante para el. Mi familia casi fue asesinada en épocas de dictadura de derecha, iban a ser asesinados por ser de izquierda. Cuenta mi familia que en medio de una protesta todos fueron arrestados, penados de muerte y continuando la lucha, cantaron el himno comunista para dejar claro que sus ideales no habían muerto.

El odio con el que se escribió la historia fue el juez y verdugo de la discusión. No es la primera vez que sucede, una persona también me mostro su odio, cuando su bisabuelo casi lo arrestan por decirle “Come mierda” al Che Guevara. Un muerto no puede ser juzgado, por bien o por mal ante los familiares de esa persona, los familiares solo pueden evaluar si fueron buenos padres o madres de familia.

Tal vez algo peor que la política sea la historia que envuelve una idea, nubla la mente de muchos y transforma la opinión en asesinos del tiempo.