lunes, 13 de diciembre de 2010

Wikileaks le dice a Chávez: ¡Estás rodeado de alacranes!

Recientemente Wikileaks se convirtió en noticia de último momento cuando se publicaron los numerosos atropellos internacionales que Estados Unidos ha cometido en secreto. Vimos con tristeza el ataque de Israel contra una embarcación humanitaria hacia Palestina, el atentado contra periodistas de guerra por parte del ejército norteamericano y recientemente con los cables, documentos de diferentes embajadas al gobierno central. Últimamente se ha puesto en tela de juicio la selección de artículos que se publican en el site de Wikileaks; de 250.000 ya se han publicado 1300 y un gran número de ellos toca el tema de Venezuela. Los cables liberados con temas de Venezuela presentan una característica simpática; ninguno, a excepción de las opiniones de Uribe sobre el presidente Chávez, maneja de forma despectiva las acciones del presidente… En su mayoría los cables refieren a personas de su entorno, algunos artículos neutrales donde se incluyen opiniones despectivas como es el caso de la “Arepera Socialista” (http://213.251.145.96/cable/2010/01/10CARACAS43.html), otros reflejan la preocupación que tiene Estados Unidos sobre la efectividad de sus estrategias de control sobre Venezuela.

La lista crece y crece, pero a todas estas me cuestiono sobre uno en particular: (http://213.251.145.96/cable/2006/01/06MADRID76.html) en el cual se establece que Estados Unidos CONTROLA toda transferencia tecnológica que pueda tener acceso Venezuela. Ahora viene mi pregunta: ¿Por qué cojones… sólo un número reducido de ministros promovieron el desarrollo de tecnología en Venezuela? Una situación particular que me parece alarmante es Fundayacucho, un gran número de becados son del área de Ingeniería y ninguno ha sido llamado a desarrollar tecnología, pero sí observamos una masiva compra de tecnología extranjera que lastimosamente genera mayor dependencia de capital y capacidad intelectual foránea. Como ejemplo concreto: En el IFE (Instituto Ferrocarriles del Estados) se aprecia que la tecnología China nos puede beneficiar, por ser simple, eficaz y práctica, incluso podemos construir trenes similares en nuestro país sin grandes complicaciones, entonces explíquenme por qué bajo la decisión del antiguo Ministro de Transporte y Comunicaciones compramos trenes para el Metro de Caracas a la CAF, empresa española, que de no haberse concretado las especificaciones de contrato gracias al actual ministro, no se hubiera dado la transferencia tecnológica. De hecho me preocupa si dicha transferencia tecnológica incluye la liberación de las patentes de dichos trenes como forma de hacernos con la propiedad intelectual de un desarrollo sostenible de esos equipos, o dependeremos de la aprobación de imperio una vez más.

Presidente, espero que comprenda, necesitamos independizarnos, no sólo como latinoamericanos sino también como venezolanos. El gobierno de Estados Unidos controla nuestro entorno, a través de gobiernos alacranes que no solo se benefician de nuestro petróleo, también nos vuelven tecno-dependientes de sus ventas. Es momento de ser independientes, con nuestra propia tecnología.